Una Ley del Deporte Pionera.

 

Por Antonio Quintero.

Desde hace 12 años, Venezuela está tratando de renovar su Ley del Deporte para una nueva que se adapte a la sociedad deportiva mundial. No obstante, por una razón u otra, se ha tenido que detener siempre el debate de este instrumento legal, en pro de otros instrumentos legales que tienen prioridad. Cabe destacar que la actual Ley del Deporte de Venezuela data del año 1995, y que aunque la Constitución Venezolana ha sido modificada, e innumerable cantidad de leyes han sido adaptadas a esta nueva Carta Magna (Ej: el Código Orgánico de Procedimiento Penal ha sido modificado 7 veces), la legislación deportiva no ha sido uno de estos códigos normativos privilegiados. Ésa ha sido la triste historia de la legislación deportiva en Venezuela.

Por cuestiones de estrategia política, el Presidente de Venezuela apuntó un nuevo ministro para el deporte, de forma reciente. El nuevo ministro Héctor Rodríguez, ha llegado con ideas nuevas para el deporte, y ha propuesto una nueva Ley del Deporte. Sin embargo, el proyecto del ministro pareciera que no va enfocado a ayudar al deporte, sino a adquirir el poder para controlarlo. En palabras más simple, el nuevo proyecto de la Ley del Deporte, propuesto por el ministro, es equivalente a la araña radioactiva que dio poderes a Spiderman, en el sentido de que otorga super poderes a la persona que ejerce el cargo de Ministro del Poder Popular para el Deporte. Y siguiendo la comparación de Spiderman, es imposible olvidar su lema principal “Con gran poder viene gran responsabilidad”.

Esto ha desatado un mar de opiniones acerca de su proyecto, donde atletas, federaciones, clubes, periodistas y aficionados, han tenido algo que decir. Como representante del gremio de los abogados, se ha decidido efectuar una pequeña propuesta de lo que se piensa debería ser una Ley del Deporte Pionera para Venezuela.

Se piensa que una Ley del Deporte para Venezuela debe atacar primero los valores errados que tienen los venezolanos y de la misma manera convertirse en un marco de referencia que permita el desarrollo del deporte en Venezuela. Por esta razón se quiere un Código Legal que tenga 12 partes, las cuales se indicarán a continuación:

Principios Generales y Definiciones

Esta sección debería definir, en primera instancia, la palabra “deporte”. Lo cierto es que hay poco acuerdo en la doctrina que define esta palabra, y hacer una buena definición podría colocar a esta Ley en el mapa mundial como referencia. Luego deberían colocarse los principios generales sobre el deporte y acoger los del olimpismo.

También acoger los reglamentos internacionales de cada deporte, ya que estos proveen los principios generales deportivos por los cuales se puede medir la habilidad deportiva de forma internacional.

Organizaciones Deportivas

No se quiere descubrir el agua tibia con esta sección, simplemente colocar todo lo que siempre han contenido las legislaciones deportivas. Definir bien cuáles son los órganos públicos que velarán por el deporte, y sus atribuciones. Se debe establecer una medida para intervenir los órganos deportivos privados. No obstante deben estar bien definidos los casos en que se puede hacer, dejando así pocas posibilidades para atentar contra la autonomía de los entes deportivos. También, definir las competencias del IND o del Ministerio del Deportes.

Con respecto a los entes privados, como usualmente se hace, deben definirse bien. Tener a las Federaciones, Ligas, Clubes, Academias, y sindicatos. Establecer sindicatos para atletas, entrendores y árbitros de forma obligatoria, esto centrado en que gracias al desorden las federaciones terminan concentrando todo el poder y los atletas terminan siendo maltratados. Por lo tanto, el sindicato tratará de equilibrar el poder entre federaciones, ligas y atletas.

Sistema Electoral

Un punto bastante álgido, es el del sistema electoral de las organizaciones privadas. Lo primero que debe hacerse, es un sistema electoral que permita pluralidad de candidatos por cada federación. Para eso se puede ampliar el padrón electoral y que no solo voten clubes y asociaciones, sino también, los atletas, los árbitros, las glorias del deporte, los periodistas deportivos, y por qué no, hasta los fanáticos. ¿Es esto complicado? Sí, sin embargo en Venezuela se tienen cinco poderes públicos (El Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, el Ciudadano y el Electoral), porque no encargar las elecciones al Consejo Nacional Electoral, de organizar las elecciones. Al fin y al cabo, aquí se tienen elecciones constantemente.

El sistema electoral debe tener requisitos fuertes para la reelección de un candidato, basados en ciertos resultados deportivos y administrativos. Aunque, esto es un poco injusto ya que en el deporte profesional, a veces la suerte influye mucho, se necesita una vara para medir lo exitoso que puede ser una junta directiva de una federación. En Venezuela se tiene personal directivo, que como puede hacer un trabajo mediocre, no se esfuerza en mejorar. Y aunque, al que trabaje bien se le deba premiar de alguna forma, al que trabaja mal, se le debe castigar de alguna forma también. Es simplemente una forma de aplicar la esencia del principio de promoción y descenso. Y en sí este requisito va contra ese errado valor del venezolano de querer el poder, solo por sentirse poderoso y no de tener el poder para dar un servicio.

Institutos Deportivos

Debe crearse un laboratorio orientado a tener la licencia de la Agencia Mundial Antidopaje, para tener los resultados lo más pronto posible. Este instituto debe ser privado, pero debe tener fuertes sanciones por los actos de corrupción que algunas personas puedan cometer.

También debe crearse un instituto sobre el estudio del deporte de forma profesional por diferentes materias como: derecho, medicina, nutrición, psicología, medios de comunicación, gerencia deportiva, etc. El pensamiento es el de profesionalizar todo el deporte venezolano. Este instituto debe ser autónomo, aunque reciba dinero del Estado, éste no podrá entrometerse. Parecido al funcionamiento de la Universidad Central de Venezuela.

Deporte Aficionado, de alto rendimiento, para olímpico, con animales  y Profesional

Debe hacerse una diferencia entre el deporte aficionado, de alto rendimiento y  el deporte profesional.

Con respecto al deporte aficionado, debe dividirse en dos partes: 1) el del niño y el adolescente; 2) el general para el resto del público.

Con respecto al del niño y del adolescente, deben colocarse criterios para los entrenadores de masificación. Entre los aspectos, debe colocarse que los entrenadores deben tener una formación específica para entrenar niños o adolescentes. Lo ideal es que se aplique la máxima de que “el niño debe salir enamorado del deporte” y luego debe enseñársele a buscar el triunfo cuando adolescente. Además los entrenadores de masificación deben tener cursos de primeros auxilios y de formación de atletas base.

Es importante destacar la protección de los niños y adolescentes, del trabajo infantil y establecer garantías fuertes en el estatuto personal de ellos si se van a entrenar a otros países, con clubes o universidades, emitiendo solo el permiso de viaje, siempre y cuando los interesados en contar con los servicios del niño y el adolescente primero den todas las garantías necesarias a éste y luego paguen un impuesto a la asociación, club o federación donde se entrenó esa persona, destinado a la formación de atletas.

Con respecto al deporte aficionado normal debe colocarse estricta normativa para los entrenadores personales, de clubes o de institutos deportivos. La idea es siempre cerciorase de que este tipo de entrenadores contribuyen al olimpismo como una filosofía de vida y no a los efectos contraproducentes que puede tener el ejercicio exagerado, el dopaje o la errada práctica del deporte.

También aquí aplicaría la correcta definición del deporte, ya que siempre es una pregunta obligada saber ¿si el ejercicio físico es un deporte?.

Con respecto al deporte de Alto Rendimiento, esto debe tomarse como una categoría transitoria. La idea es que, esta sea una categoría que se aplique a aquellos atletas de alto rendimiento, que por practicar una disciplina, poco comercial,  no reciben suficiente dinero y no pueden vivir de ella. La idea es que el estado destine dinero e instalaciones para aquellos que cuadren en la definición y cree políticas que desarrollen el incentivo en estas actividades.

Esto se puede lograr a través de dar buenos beneficios fiscales a las compañías privadas que inviertan en estas actividades y estos atletas, a cambio de tal vez publicidad. La intención es que tarde o temprano se logre profesionalizar el deporte.

Con respecto a los deportistas profesionales lo que debe hacerse es colocar una sección entera sobre las relaciones de trabajo, estableciendo métodos de indemnización por formación para las academias, regulando las cláusulas de recisión (penales), colocando los requerimientos de seguridad en los ambientes laborales (personal médico y seguro) y colocando los requerimientos laborales básicos (Ej: debido a la gran cantidad de dinero que ganan algunos jugadores, trazar un nivel de salario y especificar que después de ese nivel no se pagarán beneficios extras). La idea es proteger al atleta lo más posible, entendiendo la especificidad de la práctica deportiva en el ámbito laboral, reconociendo las necesidades del deporte en esta rama del derecho.

Regular los derechos de imagen de los deportistas colocando límites a los contratos profesionales, estableciendo que  no se pagarán derechos de imagen a los atletas, siempre que se usen imágenes de la mitad de los integrantes de un equipo más uno, entendiendo que el equipo son los integrantes necesarios para disputar una contienda deportiva.

Con respecto al deporte Para – Olímpico y al deporte con animales, simplemente deben colocarse ciertas normas que adecuen el de las demás disciplinas a estas.

 

Agentes Deportivos

Debe crearse una definición de agente deportivo que atienda al principio de la primacía de la realidad. Es decir, que no sea porque la persona ostente una licencia como agente deportivo, sino que los requisitos que se necesiten para que el ámbito de la Ley les aplique a estas personas  vaya orientados a conductas reales y medibles de la persona. Luego, colocar una serie de requisitos éticos que deben cumplir estas personas. Por supuesto también garantizar el pago de los servicios de estas personas.

Eventos Deportivos

Es importante establecer una serie de normas con respecto a los eventos deportivos que abarquen las siguientes materias: seguridad, fuerzas del orden público, derechos de imagen de los espectadores (para aquellos espectadores que resalten), protección al consumidor, conducta de los espectadores, atletas y oficiales de partidos.

Transmisiones y Publicidad deportiva

Obligar a los canales de televisión a transmitir eventos deportivos venezolanos, como parte de su responsabilidad social. Estableciendo un método que garantice que no se repitan los eventos deportivos entre muchos canales, para así lograr que los deportes menos populares sean vistos de forma masiva.

Garantizar la libre competencia, para las transmisiones de los eventos deportivos de gran importancia.

Debe establecerse quienes son las personas con derecho a vender los eventos deportivos.

Con respecto a la publicidad, debe eliminarse la mayor cantidad de restricciones, solo dejándolas para aquellos productos que vayan contra la naturaleza y filosofía deportiva.

Impuestos

Crear un sistema de impuestos que beneficie al deporte en general, estableciendo beneficios fiscales para todos aquellos que inviertan en el deporte. Y para aquellas instituciones deportivas que hayan logrado buenos resultados deportivos.

Crímenes deportivos

Simplemente establecer una sección que regule los principales crímenes deportivos que son: la corrupción, la violencia y el dopaje. Y establecer las sanciones tanto pecuniarias, como penales, como deportivas.

Justicia Deportiva

Se debe crear un sistema legal mixto entre lo público y lo privado. La idea es crear un sistema de tribunales públicos internos de dos instancias (ordinario y de apelaciones) suscrito al Tribunal de Arbitraje Deportivo de Laussana, Suiza. Para lograr esto se debería pedir que se instalara una cede de éste tribunal arbitral, aquí en Venezuela para Centro y Sudamérica. La intención de hacer esto es que como la Ley del Deporte (Lex Spotiva) se rige de acuerdo a criterios mundiales, así los récords y las marcas sean de los mejores seres humanos en el mundo sin trampas, entonces Venezuela pueda seguir los criterios internacionales de la Lex Sportiva, sin ningún problema. El Financiamiento seria por el estado, para todos los casos venezolanos y con requisitos estrictos para la apelación.

Fiscalía del Deporte.

Entendiendo la importancia del deporte para un país por sus diferentes tipos de aspectos, debe existir un instituto público, de elección popular, que se encargue de velar por el cumplimiento de esta Ley. La idea es que se lleven a los tribunales deportivos todas aquellas violaciones a esta Ley y así se ejerza un control sobre el poder y la mediocridad.

Conclusión

No se pretende con estas propuestas crear una Ley perfecta pero sí el iniciar un sano debate, para poder tener una Ley de jerarquía, que esté a la cabeza del mundo deportivo. Así por lo menos tener la base para crear un sistema deportivo nacional efectivo y con motivación al éxito.

 

Para  más información sobre el Escritorio jurídico Carrero & Quintero no deje de visitar nuestro sitio web http://www.carreroquintero.com

Comentarios o sugerencias a aquintero@carreroquintero.com, o búscanos en twitter @carreroquintero

 

 

Carta con Propuestas para una Ley del Deporte

Aunque en el foro que se dio en la sede de Últimas Noticias no pudimos dar todas nuestras propuestas, aquí dejamos la carta en físico que le dimos a los participantes. Propuestas para la Ley del Deporte

 

Para más información sobre el Escritorio jurídico Carrero & Quintero no deje de visitar nuestro sitio web http://www.carreroquintero.com

Pueden seguirnos en twitter: @carreroquintero

UNA LEGISLACIÓN DEPORTIVA

06-03-tarjeta-_roja.jpg_582194462

Venezuela es uno de los países que posee una ley netamente deportiva, sin embargo, ya ha pasado mucho tiempo desde que se analizó por última vez, en 1996. Sucede que el deporte avanza a un paso muy rápido y devastador, mientras que la legislación nacional deportiva ha quedado estancada.

Esta legislación es vaga y regula muy pocos aspectos del deporte, más que todo la organización deportiva del país, la cual esta explicada de una manera muy confusa. A parte de eso, la legislación es vaga en los demás aspectos. Simplemente obvian materias de índole importante como la parte de contratos profesionales entre clubes y jugadores, la protección que los atletas deben tener en caso de lesiones,  las clausulas de rescisión, los principios de promoción o descenso o el monopolio deportivo,  la relación de las instituciones internacionales con el deporte venezolano y su reglamentación, el reconocimiento de un tribunal de arbitraje deportivo, etc.

Es claro que necesitamos una nueva legislación que entienda la naturaleza del deporte venezolano, que comprenda que en Venezuela convivimos con dos sistemas deportivos diferentes como el sistema americano para el beisbol y el sistema europeo para el fútbol, que a su vez, estos dos sistemas, se aplican al resto de los deportes. Que proteja a nuestros atletas de alto rendimiento y a nuestros semilleros de atletas. Sin embargo, no se prevé la discusión de esta ley para  finales de este año, dejándonos desprotegidos por la anterior Ley del Deporte un tiempo más.

La Asamblea Nacional tiene un proyecto de ley avanzado sin embargo, han olvidado seguirla discutiendo. No solo eso, sino que este proyecto ya tiene más de un año que se empezó a discutir. ¿Qué estamos esperando para aprobarla? ¿Otro fracaso de la “Revolución de Oro”?. Esto solo me hace recordar que “en el momento que termina el trabajo, es el momento donde comienza el fracaso”, no dejemos que esto nos ocurra una vez más. Asamblea Nacional, por nuestros queridos atletas, que nos representan de manera tan heroica, ¡APRUEBEN ESTA LEY YA!

Finalmente nos despedimos y les recordamos que cualquier duda, pregunta, sugerencia, u opinión puede ser enviada a aquintero@carreroquintero.com