Fair Play Financiero

Ruben Echeverria/Carrero & Quintero.-

platini

El Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó unánimemente el Reglamento del ‘Fair Play’ Financiero para el beneficio del fútbol europeo en septiembre de  2009.   Entre la motivaciones para dicha implementación se encuentran: la búsqueda por incentivar una mayor disciplina y racionalidad en materia financiera relacionada a clubes de fútbol; la necesidad de bajar la presión salarial y los precios de transferencia de los jugadores para limitar el efecto inflacionario; fomentar la competencia entre los clubes con sus propios ingresos; promover las inversiones a largo plazo tanto en la promoción del talento joven como en infraestructura para el club; asegurar la viabilidad del fútbol europeo a largo plazo; y finalmente asegurar que los clubes resuelvan sus deudas en momentos oportunos.

Las medidas implementadas por el ‘fair play’ financiero tienen como meta proteger la estabilidad financiera del fútbol europeo a largo plazo al igual que restaurar la competitividad entre clubes y ligas. A rasgos generales el ‘fair play’ financiero son medidas que establecen sanciones tanto económicas como deportivas a clubes que concurran en mayores gastos que ingresos, de acuerdo a cierto parámetros específicos para el desarrollo del deporte.

La regla principal que rige al Fair Play Financiero es el requerimiento de ‘Break Even’. Esto se refiere a que durante determinado períodos los gastos relevantes, para el mencionado Reglamento, no podrán ser mayores a los ingresos relevantes para cada club. Los ingresos provenientes de operaciones no futbolísticas, como lo son la inyección de capital de parte de los dueños de un equipo, no serán considerados como activos relevantes para las mediciones de la UEFA. Por otra parte toda inversión en infraestructura o realizada para promover el desarrollo de las categorías inferiores tampoco serán consideradas como gastos relevantes. Estos gastos son excluidos ya que se consideran que son “buenos gastos” en contraposición a salarios o montos de transferencias excesivos.

El requerimiento de “break even” se revisa en primer lugar en un periodo de dos años en los cuales los clubes no podrán tener perdidas mayores a €45 millones y luego en periodos de tres años en los cuales los clubes no podrán reportar perdidas mayores a €30 millones. Para la aplicación a la licencia UEFA que le permitirá a un club participar en competiciones UEFA de la temporada 2014/2015 por ejemplo, se considerarán los gastos e ingresos relevante de las temporadas 2013/2014, 2012/2013 y 2011/2012.

La regla general es que los clubes no podrán tener perdidas que superen los €5 millones a menos de que el déficit sea garantizado y cubierto completamente por los participantes del patrimonio  o partes relacionadas. Esta excepción esta dirigida primordialmente a clubes que son financiados primariamente por donantes e inversores privados tengan tiempo para cambiar sus políticas administrativas para poder cumplir con las nuevas regulaciones en un tiempo razonable.

Entre las sanciones previstas por la UEFA se encuentran advertencias y reprimendas, multas, la deducción de puntos, las retenciones de los ingresos económico de competiciones UEFA, la prohibición para registrar nuevos jugadores en las competencias UEFA, la restricción del numero de jugadores que un club puede registrar ante competiciones UEFA, la descalificación de torneos en progreso, y la exclusión de futuras competiciones.

Recientemente, en el mes de septiembre, 23 clubes europeos  (entre los cuales se encuentran entidades como el Atlético de Madrid, Málaga CF, Sporting de Lisboa y Fenerbache)  fueron acusados de no haber cumplido con la normativa del “fair play” financiero. Estos clubes tienen hasta el 15 de octubre para convencer al comité de la UEFA que tienen planes de ponerse al día con sus obligaciones o serán lo primeros en ser sancionados por esta nueva normativa del fútbol europeo.

Para cualquier comentario sobre el presente artículo puede enviar un correo a recheverria@carreroquintero.com 

Anuncios

Acerca de derechodeportivointernacional
Mi nombre es ANTONIO QUINTERO, soy venezolano, Abogado y Especialista en Derecho Internacional Deportivo. Desde muy pequeño mis padres quisieron que practicara un deporte, ya que tanto por parte de mi madre, como de mi padre parecía que en la familia había ciertas habilidades para el deporte. El primer deporte que practique fue natación, el cual odiaba, pero mi madre al ser nativa de la hermosa isla de Margarita, me obligó a practicarlo, ya que sería una vergüenza que un hijo de margariteña no supiera nadar. Quiero decirles que no me fue tan mal, ya que me dio mi primera medalla deportiva a la edad de 9 años, medalla de oro que hasta el día de hoy recuerdo. Sin embargo no era un deporte que me apasionaba. Mis padres en su búsqueda de que practicara un deporte, me metieron en campamentos de beisbol, tenis, pero tampoco funcionó, simplemente no era bueno en estos deportes. Lo siguiente que probé fue Kárate, la película de Karate Kid fue de un gran impacto en mi, hasta que en una práctica un niño cinta azul me rompió la boca. Ese día entendí que no era mi deporte. Mi padre al ser un gran fanático del boxeo desde la época de Muhammad Ali o conocido también por Cassius Marcelus Clay, intentó enseñarme boxeo, pero tampoco resulto. Durante mis años en el Colegio Francia, practique gimnasia, en la cual era promedio y básquet, para el cual tengo que decir que era muy tosco. Pero fue finalmente en el año 1994 en el cual un deporte que no era muy popular en Venezuela me tocó, el fútbol. Durante el mundial de 1994 habían ciertamente muchas personalidades carismáticas, como Diego Armando Maradona, que estaba acabado, pero ciertamente el doping lo hizo mejorar, Jorge Campos, el arquero con más “estilo” para vestirse, y también el alemán Jurgen Klinsmann, que con su magnífico gol de media chilena, hizo que la pasión del futbol comenzara en mi. No voy a mentirles, comenzar fue difícil, pero me encantaba, y poco a poco fui desarrollando habilidades que me hicieron adecuarme a una posición. No tenía muchas habilidades para controlar el balón, para hacer grandes trucos, o anotar grandes goles, sin embargo tenía una gran velocidad, un buen drible en velocidad y defendiendo siempre dejaba el corazón. Todas estas características mi hicieron poco a poco titular del puesto de carrilero derecho, y defensa derecho en futsal. Quiero decirles que el fútbol, el día de hoy, fue mi mejor maestro, sus victorias me enseñaron a comprender, que si luchas concentrado en un objetivo, tendrás que sacrificar muchas cosas, te será difícil, pero si en verdad lo quieres mas y por más tiempo, te serás acreedor de él, y la alegría que vendrá con este, será indescriptible. También me enseño que las derrotas, son la parte más importante de la victoria, ellas existen para aprender, y a veces aprendes más de ellas, que de cualquier victoria. Por sobre todo lo que más disfrute en el fútbol fue el compartir con grandes amigos y compañeros, que hasta el día de hoy recuerdo con mucho aprecio. Por diferentes circunstancias de la vida, fui dejando de practicar el fútbol e ingresé a la carrera de derecho de la Universidad Metropolitana, y 4 años después de graduarme, bromeando con un amigo encontré un postgrado en Derecho Deportivo Internacional ofertado por ISDE. No dudé dos veces en hacerlo, era unir dos de mis pasiones como una profesión. Y heme aquí, ante ustedes, para explicarles esta gran y divertida materia para los apasionados al deporte. Cualquier duda, comentario, crítica, o sugerencia puede ser enviada a mi correo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: