El Buen Gobierno Deportivo

Sergio Musella /Carrero & Quintero.- 

En los últimos años, gracias al auge que han tenido las prácticas de buen gobierno frente a los problemas corporativos, se han estudiado las políticas de “Buen Gobierno” para aplicarlas en las entidades deportivas. Los ejemplos, de “Buen Gobierno Deportivo” (BGD), los conseguimos aplicados desde los años 90, luego que se implementaran medidas para el beneficio del deporte y la sociedad.

¿Para qué sirve el Buen Gobierno Deportivo?, Se puede resumir, que el “Buen Gobierno Deportivo” reúne los valores y las responsabilidades sociales que tiene cada entidad deportiva, ayudando así a que cada individuo que forma parte de su grupo de trabajo sea regulado según ciertos parámetros éticos. Esto se reflejaría, en un crecimiento sostenible de cada una de las partes, sea en el ámbito social, organizativo y deportivo.

El “Buen Gobierno Deportivo”, tiene también como meta satisfacer los intereses de cada uno de los miembros del deporte, como dirigentes, deportistas y la sociedad en general. Tiene como mensaje: “ser el espejo de pulcritud en que deban mirarse los millones de jóvenes que practican deporte”(Miguel María García Caba).

Estas medidas del “Buen Gobierno Deportivo” actúan para evitar casos de corrupción, apuestas ilegales y manipulaciones arbitrales. Desde su entrada en vigor en Europa por ejemplo, se han descubierto una serie de irregularidades en varias disciplinas poniendo mano dura con los responsables y limpiando poco a poco la imagen del deporte en ese continente. Uno de los  casos más importantes de mala administración de los últimos años en Europa, fue la desaparición de Glasgow Rangers, luego de tener problemas de impuestos con el Reino Unido, el equipo se declaró en bancarrota descendiendo a la 4º división de Escocia y refundándolo como Rangers FC.

A nivel mundial también la FIFA y el COI implementan esta serie de medidas para adaptarse a las nuevas necesidades del deporte. Por ejemplo, la FIFA lo ha hecho a través de contratos con la Interpol para detener el amaño de partidos y contratando a Profesor Mark Pieth (Presidente del Grupo de Trabajo de Soborno en Transacciones de Negocios Internacionales de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo)  para que ejecute una reforma interna dentro de su organización y así evitar la corrupción dentro del ente.

En Venezuela las federaciones de fútbol, beisbol y baloncesto, por mencionar algunas, tienen entre sus reglamentos códigos de ética y dentro de cada reglamento existen lineamientos estipulados para el ?Buen Gobierno Deportivo?.

El hecho no es que exista el BGD en Venezuela, sino que se cumpla lo que está plasmado en códigos internos y en la manera como se organizan las entidades deportivas.

En un mínimo porcentaje se han cumplido con las políticas de BGD en Venezuela, aunque recordemos que han sucedido casos lamentables en el deporte venezolano.

Uno de los casos mas importantes fue el del nadador venezolano  Albert Subirats, donde se le suspendió por un año debido a una falla administrativa. Esta situación ocurrió, por no haber notificado a la Federación Internacional de Natación (FINA) en que lugar se encontraba el atleta,  lo que es considerado la violación de una norma anti-doping. Se debe agregar, que todos los nadadores élite deben indicar su paradero para que la FINA y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), puedan realizar controles antidopaje sorpresa.

Lo cierto es, que si un nadador no indica su paradero en tres oportunidades donde la FINA se lo solicita, entonces habrá incumplido una norma antidopaje y por ende será suspendido. Este fue el caso de Subirás, donde la FINA solicitó a la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos (FVDA) que indicara al nadador que debía decirles de su paradero. No obstante, la FVDA nunca le informó a Subirats de esta solicitud de la FINA. Tampoco la FINA lo hizo directamente al atleta.

Fue de esta manera, que Subirats fue finalmente informado de lo que requería la FINA por la FVDA, justo cuando ya estaba sancionado por no indicar por tercera vez su paradero. Al final Subirats apeló al Tribunal de Arbitraje Deportivo y se le revocó la sanción, ya que no se podía sancionar al atleta si éste estaba en desconocimiento de la situación a la que se enfrentaba. Esto demuestra las fallas de  la FINA por no notificarle al nadador, y de la FVDA por no  enviar las notificaciones de la FINA, un ejemplo claro de “Mal Gobierno Deportivo”.

En el deporte venezolano, no se ha logrado cumplir el “Buen Gobierno Deportivo”. Son muchos casos inconclusos, donde no hay respuestas claras y tampoco se consigue aplicar los reglamentos establecidos por cada una de las federaciones para el crecimiento deportivo, institucional y social.

La disciplina donde se ha demostrado las mejores políticas de Buen Gobierno es en el beisbol invernal. La Liga Venezolana de Beisbol Profesional tiene entre sus  ideas satisfacer de manera conjunta con la dirigencia, equipos, deportistas y todas aquellas personas que trabajan para el beisbol, el crecimiento económico para que continúe siendo un deporte autosustentable dentro del país. También la LVBP se mantiene como una de las instituciones más respetadas dentro del país y del continente.

El “Buen Gobierno” adaptado al deporte, puede diseñar un nuevo modelo deportivo-social, llevado de la mano entre los dirigentes y todas las personas vinculadas al deporte, cuyo crecimiento sería vertiginoso convirtiendo el deporte en un negocio sustentable donde todos ganan.

Twitter: @Sergio_Musella / smusella@carreroquintero.com

 

Anuncios

Acerca de derechodeportivointernacional
Mi nombre es ANTONIO QUINTERO, soy venezolano, Abogado y Especialista en Derecho Internacional Deportivo. Desde muy pequeño mis padres quisieron que practicara un deporte, ya que tanto por parte de mi madre, como de mi padre parecía que en la familia había ciertas habilidades para el deporte. El primer deporte que practique fue natación, el cual odiaba, pero mi madre al ser nativa de la hermosa isla de Margarita, me obligó a practicarlo, ya que sería una vergüenza que un hijo de margariteña no supiera nadar. Quiero decirles que no me fue tan mal, ya que me dio mi primera medalla deportiva a la edad de 9 años, medalla de oro que hasta el día de hoy recuerdo. Sin embargo no era un deporte que me apasionaba. Mis padres en su búsqueda de que practicara un deporte, me metieron en campamentos de beisbol, tenis, pero tampoco funcionó, simplemente no era bueno en estos deportes. Lo siguiente que probé fue Kárate, la película de Karate Kid fue de un gran impacto en mi, hasta que en una práctica un niño cinta azul me rompió la boca. Ese día entendí que no era mi deporte. Mi padre al ser un gran fanático del boxeo desde la época de Muhammad Ali o conocido también por Cassius Marcelus Clay, intentó enseñarme boxeo, pero tampoco resulto. Durante mis años en el Colegio Francia, practique gimnasia, en la cual era promedio y básquet, para el cual tengo que decir que era muy tosco. Pero fue finalmente en el año 1994 en el cual un deporte que no era muy popular en Venezuela me tocó, el fútbol. Durante el mundial de 1994 habían ciertamente muchas personalidades carismáticas, como Diego Armando Maradona, que estaba acabado, pero ciertamente el doping lo hizo mejorar, Jorge Campos, el arquero con más “estilo” para vestirse, y también el alemán Jurgen Klinsmann, que con su magnífico gol de media chilena, hizo que la pasión del futbol comenzara en mi. No voy a mentirles, comenzar fue difícil, pero me encantaba, y poco a poco fui desarrollando habilidades que me hicieron adecuarme a una posición. No tenía muchas habilidades para controlar el balón, para hacer grandes trucos, o anotar grandes goles, sin embargo tenía una gran velocidad, un buen drible en velocidad y defendiendo siempre dejaba el corazón. Todas estas características mi hicieron poco a poco titular del puesto de carrilero derecho, y defensa derecho en futsal. Quiero decirles que el fútbol, el día de hoy, fue mi mejor maestro, sus victorias me enseñaron a comprender, que si luchas concentrado en un objetivo, tendrás que sacrificar muchas cosas, te será difícil, pero si en verdad lo quieres mas y por más tiempo, te serás acreedor de él, y la alegría que vendrá con este, será indescriptible. También me enseño que las derrotas, son la parte más importante de la victoria, ellas existen para aprender, y a veces aprendes más de ellas, que de cualquier victoria. Por sobre todo lo que más disfrute en el fútbol fue el compartir con grandes amigos y compañeros, que hasta el día de hoy recuerdo con mucho aprecio. Por diferentes circunstancias de la vida, fui dejando de practicar el fútbol e ingresé a la carrera de derecho de la Universidad Metropolitana, y 4 años después de graduarme, bromeando con un amigo encontré un postgrado en Derecho Deportivo Internacional ofertado por ISDE. No dudé dos veces en hacerlo, era unir dos de mis pasiones como una profesión. Y heme aquí, ante ustedes, para explicarles esta gran y divertida materia para los apasionados al deporte. Cualquier duda, comentario, crítica, o sugerencia puede ser enviada a mi correo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: