El Buen Gobierno Deportivo

Sergio Musella /Carrero & Quintero.- 

En los últimos años, gracias al auge que han tenido las prácticas de buen gobierno frente a los problemas corporativos, se han estudiado las políticas de “Buen Gobierno” para aplicarlas en las entidades deportivas. Los ejemplos, de “Buen Gobierno Deportivo” (BGD), los conseguimos aplicados desde los años 90, luego que se implementaran medidas para el beneficio del deporte y la sociedad.

¿Para qué sirve el Buen Gobierno Deportivo?, Se puede resumir, que el “Buen Gobierno Deportivo” reúne los valores y las responsabilidades sociales que tiene cada entidad deportiva, ayudando así a que cada individuo que forma parte de su grupo de trabajo sea regulado según ciertos parámetros éticos. Esto se reflejaría, en un crecimiento sostenible de cada una de las partes, sea en el ámbito social, organizativo y deportivo.

El “Buen Gobierno Deportivo”, tiene también como meta satisfacer los intereses de cada uno de los miembros del deporte, como dirigentes, deportistas y la sociedad en general. Tiene como mensaje: “ser el espejo de pulcritud en que deban mirarse los millones de jóvenes que practican deporte”(Miguel María García Caba).

Estas medidas del “Buen Gobierno Deportivo” actúan para evitar casos de corrupción, apuestas ilegales y manipulaciones arbitrales. Desde su entrada en vigor en Europa por ejemplo, se han descubierto una serie de irregularidades en varias disciplinas poniendo mano dura con los responsables y limpiando poco a poco la imagen del deporte en ese continente. Uno de los  casos más importantes de mala administración de los últimos años en Europa, fue la desaparición de Glasgow Rangers, luego de tener problemas de impuestos con el Reino Unido, el equipo se declaró en bancarrota descendiendo a la 4º división de Escocia y refundándolo como Rangers FC.

A nivel mundial también la FIFA y el COI implementan esta serie de medidas para adaptarse a las nuevas necesidades del deporte. Por ejemplo, la FIFA lo ha hecho a través de contratos con la Interpol para detener el amaño de partidos y contratando a Profesor Mark Pieth (Presidente del Grupo de Trabajo de Soborno en Transacciones de Negocios Internacionales de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo)  para que ejecute una reforma interna dentro de su organización y así evitar la corrupción dentro del ente.

En Venezuela las federaciones de fútbol, beisbol y baloncesto, por mencionar algunas, tienen entre sus reglamentos códigos de ética y dentro de cada reglamento existen lineamientos estipulados para el ?Buen Gobierno Deportivo?.

El hecho no es que exista el BGD en Venezuela, sino que se cumpla lo que está plasmado en códigos internos y en la manera como se organizan las entidades deportivas.

En un mínimo porcentaje se han cumplido con las políticas de BGD en Venezuela, aunque recordemos que han sucedido casos lamentables en el deporte venezolano.

Uno de los casos mas importantes fue el del nadador venezolano  Albert Subirats, donde se le suspendió por un año debido a una falla administrativa. Esta situación ocurrió, por no haber notificado a la Federación Internacional de Natación (FINA) en que lugar se encontraba el atleta,  lo que es considerado la violación de una norma anti-doping. Se debe agregar, que todos los nadadores élite deben indicar su paradero para que la FINA y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), puedan realizar controles antidopaje sorpresa.

Lo cierto es, que si un nadador no indica su paradero en tres oportunidades donde la FINA se lo solicita, entonces habrá incumplido una norma antidopaje y por ende será suspendido. Este fue el caso de Subirás, donde la FINA solicitó a la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos (FVDA) que indicara al nadador que debía decirles de su paradero. No obstante, la FVDA nunca le informó a Subirats de esta solicitud de la FINA. Tampoco la FINA lo hizo directamente al atleta.

Fue de esta manera, que Subirats fue finalmente informado de lo que requería la FINA por la FVDA, justo cuando ya estaba sancionado por no indicar por tercera vez su paradero. Al final Subirats apeló al Tribunal de Arbitraje Deportivo y se le revocó la sanción, ya que no se podía sancionar al atleta si éste estaba en desconocimiento de la situación a la que se enfrentaba. Esto demuestra las fallas de  la FINA por no notificarle al nadador, y de la FVDA por no  enviar las notificaciones de la FINA, un ejemplo claro de “Mal Gobierno Deportivo”.

En el deporte venezolano, no se ha logrado cumplir el “Buen Gobierno Deportivo”. Son muchos casos inconclusos, donde no hay respuestas claras y tampoco se consigue aplicar los reglamentos establecidos por cada una de las federaciones para el crecimiento deportivo, institucional y social.

La disciplina donde se ha demostrado las mejores políticas de Buen Gobierno es en el beisbol invernal. La Liga Venezolana de Beisbol Profesional tiene entre sus  ideas satisfacer de manera conjunta con la dirigencia, equipos, deportistas y todas aquellas personas que trabajan para el beisbol, el crecimiento económico para que continúe siendo un deporte autosustentable dentro del país. También la LVBP se mantiene como una de las instituciones más respetadas dentro del país y del continente.

El “Buen Gobierno” adaptado al deporte, puede diseñar un nuevo modelo deportivo-social, llevado de la mano entre los dirigentes y todas las personas vinculadas al deporte, cuyo crecimiento sería vertiginoso convirtiendo el deporte en un negocio sustentable donde todos ganan.

Twitter: @Sergio_Musella / smusella@carreroquintero.com

 

Anuncios

Un Tope Salarial para el Fútbol Venezolano.

Antonio Quintero/ Carrero & Quintero

“El fútbol venezolano es el más extraño del mundo donde los campeones desaparecen al otro año” Carlos Bilardo

En este espacio, normalmente hacemos innumerables críticas al fútbol venezolano, en especial a la Federación Venezolana de Fútbol. No obstante, sentimos que ha llegado el momento de hacer propuestas, para el beneficio colectivo de ese deporte que tanto amamos, como lo es el fútbol, y en especial para el fútbol de Venezuela.

Observamos con consternación que muchos equipos gastan cantidades enormes en salarios, que el fútbol profesional venezolano, no produce. Los equipos se vuelven bolsillos sin fondos que ven pocas ganancias. Y tristemente, a veces muchos equipos sienten la sombra de la desaparición.

Actualmente, el campeón del fútbol nacional es el último equipo en presentar este problema, pero no ha sido el único. Unión Atlético Maracaibo, fue el equipo más emblemático en desparecer. Al contrario de lo que muchos creen, esto no ayuda a nadie, en especial no ayuda a sus rivales, quienes los necesitaban para seguir compitiendo con ellos.

Sabemos, que un tope salarial no es la respuesta al principal problema de por qué desaparecen los equipos. Hay que estar claros, que desaparecen porque no hay ganancias. Es decir, el verdadero problema no es que se gasta mucho, sino que se recoge poco dinero. Sin embargo, pensamos que un tope salarial pudiera ayudar como un freno a la situación.

 ¿Qué es un tope salarial?

Es un límite a la inversión máxima que puede hacer un equipo en salarios. No hay que engañarse, el gasto más grande que tiene cualquier equipo de fútbol es su nómina de jugadores y de cuerpo técnico. Simplemente, esto es una regla que se coloca en algunas ligas con la intención de mantener el nivel competitivo de un determinado torneo.

Lo que busca el tope salarial, es que el equipo que tenga más dinero, no concentre todos los mejores jugadores, acabando así con la competición. Obviamente, el equipo que tenga todos los mejores jugadores siempre tendrá mejores posibilidades de ganar.

En el fútbol, no es exactamente así. Todos sabemos que el fútbol es el deporte más impredecible de todos. Pero, no hay que mentirnos, la verdad, es que en la mayoría de los casos, siempre vemos campeones a los grandes, como el Real Madrid, el Manchester United, el Barcelona, El Internazionale, entre otros. Muy pocas veces se observan equipos modestos como la Liga de Quito ganando competiciones.

 ¿Cómo ayudaría? 

En el caso del fútbol venezolano, un tope salarial no ayudaría a mantener la competición. Lo cierto es que, en mi opinión personal no hay suficientes jugadores de buen nivel para tener torneo de 18 clubes. Probablemente, ningún club del fútbol profesional venezolano tiene 11 jugadores del más alto rendimiento.En nuestro caso, el tope salarial vendría a frenar, las inversiones desmedidas, que en algunos casos hacen los nuevos dueños de algunos clubes y también viejos dueños cuando desean sacar la chequera.

 Lo cierto es, que muchos equipos se endeudan terriblemente para ser campeones, y lo consiguen pero ¿a qué precio?, ¿Cuánto vale un gol de un equipo que hace una inversión astronómica en el fútbol?. En fin, lo que sucede es que una elevada inversión con pocas ganancias, no podrá mantenerse nunca en el tiempo. Entonces, cuando los equipos desean vender o atraer a nuevos compradores, y estos ven las deudas, el flujo de caja y las nóminas de salario de cada mes, el nuevo inversor o futuro comprador de una entidad como ésta, huye, desaparece.

La idea entonces, es buscar que nadie haga inversiones tan altas que en el futuro no se puedan sostener. La intención es frenar, la locura pasional que produce el fútbol en algunos directivos de equipos para que los equipos puedan perdurar en el tiempo y poco a poco generar las ganancias que los sostengan por sí solos.

Tipos de tope salarial 

Existen varios tipos de tope salarial. De forma principal tenemos el tope salarial duro y el tope salarial suave.

El tope salarial duro, es aquel donde se fija una cantidad de dinero de la cual no se pueden pasar los equipos en su inversión en los salarios y de hacerlo son sancionados. En la NFL, se usa este tipo de topes salariales, donde se impone un límite de inversión. En el 2012 fue de 120, 6 Millones de dólares.

El tope salarial suave, es donde se fija una cantidad de dinero de la cual se pueden pasar los equipos en su inversión de salario, pero pagando un impuesto al lujo. Es el caso de la NBA, donde se está sujeto a que los equipos puedan gastar más del porcentaje de las ganancias que tienen asignadas a los salarios de los jugadores. Esto es permitido en el caso de que un jugador vaya a quedar como agente libre (sin contrato), entonces el club puede ofertar más dinero para retener al jugador y de esta forma pasarse del tope salarial.

Conclusión 

Bien, no nos creemos dueños de la verdad y nuestra intención es iniciar un debate sobre el tema, creemos que podría ser sano para el fútbol venezolano. Sin embargo, es necesario para empezar el debate tomar una posición.

Es cierto, que muchos equipos tratarán de burlar este tope salarial duro. A pesar de esto, creemos que una simple cláusula en los contratos que se vayan notariar y se entreguen a la Federación Venezolana de Fútbol, pudieran corregir el problema. Esta es una cláusula que se llama de “contrato único” y básicamente va a destinada a decir, que el contrato entregado a la FVF es el único válido y los acuerdos que se firmen posteriormente o anteriormente de forma clandestina no son los válidos.

Sabemos que a pesar de la cláusula la gente lo seguirá intentando, pero con la debida publicidad de una sanción y de explicarle a los jugadores que los contratos que firmen sin esa cláusula no tendrán validez en el mundo FIFA, se piensa que pudiera funcionar el tope salarial duro.

Consideramos que una discusión del tope salarial es necesaria entre los equipos y la FVF. No podemos permitir que sigan desapareciendo clubes. Tenemos que poner un freno. El tope salarial, no es un mesías que nos salvará de nuestro anciano destino. Sin embargo, es una medida que puede contribuir a detener el mal gasto de dinero y así empezar a generar un fútbol venezolano nuevo y diferente que nos invite a seguir soñando.

Para cualquier comentario sobre el presente artículo puede enviar un correo a aquintero@carreroquintero.com o escribir a la cuenta de Twitter: @antonioJQR

La Lista de Sustancias Prohibidas 2013

Enrique Delgado/Carrero & Quintero.-

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA o WADA por sus siglas en inglés) aprobó el pasado mes de septiembre una nueva versión de la Lista de Sustancias Prohibidas que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2013.

La AMA, desde su nacimiento el 10 de noviembre de 1999, se ha consolidado como la organización que encabeza la lucha contra el dopaje en el deporte mundial. En virtud de cumplir con ese cometido, se ha encargado desde el año 2004 de publicar y actualizar periódicamente una lista que contemple aquellas sustancias y procedimientos cuya utilización se considera prohibida en el deporte mundial y que, por ende, acarrearán una sanción para el deportista responsable.

Conceptos fundamentales en relación a la Lista Prohibida: 

Para poder hacer un análisis de cuáles fueron los cambios introducidos por la AMA en la versión 2013 de su lista, es necesario rescatar algunos conceptos básicos sobre los cuales se fundamenta el listado y cuya comprensión constituye un prerrequisito para entender el alcance de dicho instrumento.

En primer lugar, a propósito de la noción ya referida de “Responsabilidad Objetiva del Deportista”, el Código Mundial Antidopaje (CMA) establece en su artículo 2 que todo deportista debe ser responsable de conocer qué constituye una violación a una regla anti-dopaje y qué sustancias y métodos se encuentran incluidas en la Lista Prohibida. Este artículo refleja la vital importancia que tiene la publicación y actualización de esta lista y su necesario conocimiento por parte del atleta y de las demás personas involucradas, hasta tal punto que el mismo Código Mundial Antidopaje, en su artículo 4.1, exige que cada versión de la lista sea distribuida a las diferentes entidades deportivas y gobiernos para que éstos a su vez la redistribuyan, e incluso obliga a la misma AMA a publicar la lista en su página web oficial. El mismo artículo contempla una vacatio legis de al menos tres meses desde el momento de la publicación de la Lista Prohibida, para así asegurar su conocimiento por parte de todos los involucrados.

El estándar de responsabilidad por parte del atleta en relación a la lista se encuentra en el artículo 2.1 del CMA, el cual establece que es el deber de todo atleta asegurarse de que ninguna sustancia prohibida ingrese en su organismo, y que el mismo atleta será responsable por la presencia de alguna de estas sustancias sin que tenga que probarse la intención, la falta, la negligencia o el uso consciente de esa sustancia por parte del atleta. Tener presente este estándar es  vital a la luz de la publicación de la nueva versión de la lista, pues la misma AMA aclara en sus “Preguntas y Respuestas en relación a la Lista de Sustancias Prohibidas 2013″ el concepto de “Sustancia Especificada”, el cual contempla una serie de sustancias que, por la alta probabilidad de que ingresen al organismo inadvertidamente, son más susceptibles de una explicación creíble que no implique necesariamente una violación a una regla anti-dopaje y que, por ende, puedan generar una disminución en la sanción al atleta sin que esto menoscabe el estándar de responsabilidad contemplado en el referido artículo 2.1.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de hacer análisis sobre la Lista de Sustancias Prohibidas de la AMA es qué requisitos debe cumplir una sustancia o método para que sea incluida en la lista. En primer lugar, el CMA anti-dopaje contempla que, para ser incluida, dicha sustancia o método debe cumplir al menos dos de los tres requisitos señalados en el artículo 4.3:

1.    – Que exista evidencia médica o científica de que la sustancia o método mejora el rendimiento del atleta.

2.    – Que exista evidencia médica o científica de que la sustancia o método representa un riesgo actual o potencial para la salud del atleta.

3.    – Que exista evidencia médica o científica de que la sustancia o método es contraria a los principios deportivos reseñados en la Introducción del CMA.

Fair Play Financiero

Ruben Echeverria/Carrero & Quintero.-

platini

El Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó unánimemente el Reglamento del ‘Fair Play’ Financiero para el beneficio del fútbol europeo en septiembre de  2009.   Entre la motivaciones para dicha implementación se encuentran: la búsqueda por incentivar una mayor disciplina y racionalidad en materia financiera relacionada a clubes de fútbol; la necesidad de bajar la presión salarial y los precios de transferencia de los jugadores para limitar el efecto inflacionario; fomentar la competencia entre los clubes con sus propios ingresos; promover las inversiones a largo plazo tanto en la promoción del talento joven como en infraestructura para el club; asegurar la viabilidad del fútbol europeo a largo plazo; y finalmente asegurar que los clubes resuelvan sus deudas en momentos oportunos.

Las medidas implementadas por el ‘fair play’ financiero tienen como meta proteger la estabilidad financiera del fútbol europeo a largo plazo al igual que restaurar la competitividad entre clubes y ligas. A rasgos generales el ‘fair play’ financiero son medidas que establecen sanciones tanto económicas como deportivas a clubes que concurran en mayores gastos que ingresos, de acuerdo a cierto parámetros específicos para el desarrollo del deporte.

La regla principal que rige al Fair Play Financiero es el requerimiento de ‘Break Even’. Esto se refiere a que durante determinado períodos los gastos relevantes, para el mencionado Reglamento, no podrán ser mayores a los ingresos relevantes para cada club. Los ingresos provenientes de operaciones no futbolísticas, como lo son la inyección de capital de parte de los dueños de un equipo, no serán considerados como activos relevantes para las mediciones de la UEFA. Por otra parte toda inversión en infraestructura o realizada para promover el desarrollo de las categorías inferiores tampoco serán consideradas como gastos relevantes. Estos gastos son excluidos ya que se consideran que son “buenos gastos” en contraposición a salarios o montos de transferencias excesivos.

El requerimiento de “break even” se revisa en primer lugar en un periodo de dos años en los cuales los clubes no podrán tener perdidas mayores a €45 millones y luego en periodos de tres años en los cuales los clubes no podrán reportar perdidas mayores a €30 millones. Para la aplicación a la licencia UEFA que le permitirá a un club participar en competiciones UEFA de la temporada 2014/2015 por ejemplo, se considerarán los gastos e ingresos relevante de las temporadas 2013/2014, 2012/2013 y 2011/2012.

La regla general es que los clubes no podrán tener perdidas que superen los €5 millones a menos de que el déficit sea garantizado y cubierto completamente por los participantes del patrimonio  o partes relacionadas. Esta excepción esta dirigida primordialmente a clubes que son financiados primariamente por donantes e inversores privados tengan tiempo para cambiar sus políticas administrativas para poder cumplir con las nuevas regulaciones en un tiempo razonable.

Entre las sanciones previstas por la UEFA se encuentran advertencias y reprimendas, multas, la deducción de puntos, las retenciones de los ingresos económico de competiciones UEFA, la prohibición para registrar nuevos jugadores en las competencias UEFA, la restricción del numero de jugadores que un club puede registrar ante competiciones UEFA, la descalificación de torneos en progreso, y la exclusión de futuras competiciones.

Recientemente, en el mes de septiembre, 23 clubes europeos  (entre los cuales se encuentran entidades como el Atlético de Madrid, Málaga CF, Sporting de Lisboa y Fenerbache)  fueron acusados de no haber cumplido con la normativa del “fair play” financiero. Estos clubes tienen hasta el 15 de octubre para convencer al comité de la UEFA que tienen planes de ponerse al día con sus obligaciones o serán lo primeros en ser sancionados por esta nueva normativa del fútbol europeo.

Para cualquier comentario sobre el presente artículo puede enviar un correo a recheverria@carreroquintero.com 

EL REAL OVIEDO: ESTE MUERTO ESTÁ MUY VIVO

Hace unos meses, comenzaba la ampliación de capital del Real Oviedo. S.A.D y uno de los momentos más importantes en los 86 años de historia de este club de fútbol. Por delante quedaba mes y medio para poder salvar  a este histórico del fútbol español. El objetivo: evitar la causa de disolución de la sociedad fijada en 1.905.000 euros.

Real_Oviedo_fans_fight_for

Todo empezó un 8 de Agosto del 2003. El Real Oviedo descendía administrativamente a Tercera División por impago de los sueldos y salarios a los jugadores y las respectivas denuncias de los mismos ante la A.F.E (Asociación de Futbolistas Españoles). Según dice el art.192 del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol: A las 12:00 horas del último día hábil del mes de junio de cada año, los clubes habrán de tener cumplidas íntegramente, o debidamente garantizadas a satisfacción del acreedor, sus obligaciones económicas contraídas y vencidas con futbolistas, con técnicos o con otros clubes, reconocidas o acreditadas. Esto quiere decir que todos aquellos clubes que tengan deudas pendientes con futbolistas, técnicos o con otros clubes, deberán satisfacerlas antes de las 12 horas del último día hábil del mes de junio. Las consecuencias de no haberlas satisfecho las encontramos en el art.192.2 del mismo reglamento. Dicho punto nos dice: El incumplimiento de las obligaciones económicas con los futbolistas en el plazo que establece el párrafo primero del apartado anterior, determinará, según los casos y fechas reglamentaria o convencionalmente previstas:

a)   Tratándose de equipos de Primera o Segunda División, se estará a las fechas y a lo determinado en el Convenio Colectivo suscrito entre la Liga Nacional de Fútbol Profesional y la Asociación de Futbolistas Españoles, en cuya virtud la sociedad que incurra en morosidad a 31 de julio quedará excluida de su adscripción al primero de dichos organismos. El equipo en cuestión podrá competir en Segunda División «B», salvo que ya hubiese descendido a ésta por su puntuación, en cuyo supuesto, si no cumpliese el requisito de satisfacer lo debido, no podrá competir en tal categoría, quedando integrado en la Tercera.

El Real Oviedo había descendido deportivamente a 2º División B. Al no satisfacer las cantidades debidas, el club fue inscrito el 8 de Agosto de 2003 en la Tercera División Asturiana.

El descenso a Tercera División (categoría amateur) provocó la desaparición del filial (equipo reserva) del Real Oviedo. Llegado a este punto, el Real Oviedo debía 10.000 millones de pesetas (más de 60 millones de euros). La deuda se redujo a 45,5 millones de euros (15,5 millones a organismos públicos y 20 millones a acreedores ordinarios, que perdonaron la deuda a cambio de participar en traspasos dependiendo de la categoría en que milite el 1º equipo). Para evitar la desaparición del club pidió la suspensión de pagos, la cual fue aceptada por el juez en Julio de 2003. De este modo, la deuda quedaba paralizada y tres interventores se hicieron cargo de la gestión del Real Oviedo.

Empezaban así 9 años (2003-2012) de ascensos y descensos deportivos, entre Tercera División y 2º División B. En estos casi 10 años, la deuda del Real Oviedo ascendió a los 17 millones de euros. Cifra económica insostenible para cualquier sociedad deportiva que milite en categoría amateur, aunque cuente con más de 12.000 socios. Este verano el presidente del Real Oviedo, Toni Fidalgo, convocó una ampliación de capital a la vista de que el patrimonio del club (sociedad) era inferior al 50% del capital social de la misma. Se realizó previamente una reducción de capital para después realizar una ampliación. Dicha ampliación tenía dos períodos. El primer plazo iba desde el 2 de octubre hasta el 2 de Noviembre, y sólo los actuales accionistas en ese momento podían suscribir acciones. Se cerró el primer plazo con 50.000 euros. El segundo plazo, del 3 de Noviembre al 17 de Noviembre, era un tramo libre, podía suscribir cualquier persona física o jurídica. Se suscribieron por parte de los pequeños accionistas 2 millones de euros, que añadidos a los 2 millones que aportó CARSO,S.A, empresa de Carlos Slim, daban un resultado de 4 millones de euros. Además de evitarse la causa de disolución de la sociedad, se cubrieron las deudas a corto plazo que tenía el club. Principalmente con la Hacienda Pública española y con la Seguridad Social.

No olvidemos el aspecto deportivo, muy importante, teniendo en cuenta que en 2ºB los ingresos son mínimos y los gastos demasiados. Es una competición amateur/semi-profesional y por lo tanto no hay derechos de t

elevisión. El Real Oviedo debe de ascender este año (2012-2013) a la 2º División del fútbol español. Eso le daría unos ingresos que, aún siendo objeto de embargo por parte de los acreedores, le reportarían una estabilidad económica necesaria para poder liquidar la deuda originaria existente: 45 millones.

El Real Oviedo ha sido el mejor ejemplo de Sociedad Anónima Deportiva mal gestionada. Se han gastado más de 17 millones de euros en 4 años, compitiendo en una liga que no era profesional. Con el actual Consejo de Administrac
ión, con la actual situación económica y el reparto accionarial del club que deja a los pequeños accionistas como los máximos accionistas (40%) el futuro tiene un color más bonito, más azul.

Jonathan Iglesias Palacio

Abogado. Socio del Real Oviedo nº 4.189 y accionista.

Twitter @JonyIglesiasPal

Fútbol Venezolano: ¿Fútbol Profesional?


Por: Gabriella Yibirin.

A lo largo de los años la historia del fútbol venezolano ha  pasado por una serie de etapas que lo han llevado desde sus raíces como fútbol amateur, hasta ser catalogado hoy en día como fútbol profesional. En esta era amateur, que tuvo lugar entre los años 1921 y 1956, se llevaron a cabo hechos como la creación de la primera Federación Nacional de Fútbol, con el primer encuentro de equipos el 31 de Enero de 1926, ente que se disolvió en 1932 y que fue reemplazado por la Liga Venezolana de Fútbol hasta 1938, para luego llegar a la Asociación Venezolana de Fútbol, y finalmente transformarse en la Federación Venezolana de Fútbol en 1951. Seguidamente, en ese mismo año fue construido el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, un campo que vio crecer al fútbol venezolano como fútbol profesional.

Además de estos hechos, se dieron diversos eventos que marcaron el camino a la participación de 18 equipos de representación nacional, de diversos estados, funcionando en un sistema de ascensos y descensos con la categoría inmediatamente inferior.

A pesar de estos eventos históricos, es necesario el estudio desde otra óptica, que permita categorizar igualmente al balompié criollo como profesional. Entre esos diversos puntos de vistas, se encuentra el aspecto legal.

Se entiende que el fútbol profesional está compuesto por jugadores profesionales, y para esto es primordial observar la definición de un jugador profesional. La FIFA, en su Reglamento sobre el estatuto y la transferencia de jugadores, en su Artículo 2°, numeral 2, dice lo siguiente: 2. Un jugador profesional es aquel que tiene un contrato escrito con un club y percibe un monto superior a los gastos que realmente efectúa por su actividad futbolística. Cualquier otro jugador se considera aficionado. Ahora bien, una vez analizado el significado de jugador profesional, se debe encajar en la situación actual de fútbol en el país y observar si es cierto entonces que todos los jugadores de este deporte en Venezuela pueden ser considerados como no aficionados.

De los 18 clubes pertenecientes a la Primera División, se ha registrado a lo largo de esta temporada 2010-2011 y en torneos anteriores igualmente, como un número considerable de clubes se ha insolventado en diversas ocasiones con sus jugadores, por hasta un tiempo de 3 o 4 meses, en los que los jugadores siguen jugando y compitiendo sin percibir su salario a cambio.

Es entonces cuando nacen ciertas dudas, respecto a si, ¿En efecto los jugadores de más del 50% de los equipos que conforman la primera división del balompié criollo que no reciben su contraprestación por parte de los Clubes, pueden considerarse entonces como “profesionales” si terminan invirtiendo más dinero del que realmente generan?, es esto lo que nos lleva finalmente a cuestionar si al no ser poderse considerar a los jugadores como profesionales, puede entonces considerarse al deporte como tal.

Pues bien, a pesar que este hecho es tan evidente, lamentablemente no es directamente aplicable para concluir que un jugador no es profesional, debido a que no se tienen datos o estadísticos que arrojen resultados que nos hagan afirmar con certeza que porcentaje de los jugadores profesionales están efectivamente recibiendo su salario o no. En primer lugar, los jugadores eventualmente reciben sus pagos, quizás no totalmente, pero lo reciben; Y en segundo lugar, el jugador a pesar de la situación en el desempeño de sus servicios no incurre directamente en gastos o invierte más dinero de lo que puede generar, ya que en principio los Clubes, corren con todos los gastos del equipo para las competiciones. Quizás, se podría hablar en inversión personal y profesional, y probablemente en este caso, ciertamente los jugadores estarían invirtiendo en trabajo más de lo que pueden producir, pero el Artículo 2°, numeral 2 del Reglamento sobre Estatuto y Transferencia de jugadores de la FIFA, se refiere a la inversión y beneficios económicos.

Aún y cuando esto pueda parecer algo ilógico, y da mucho que reflexionar, el fútbol venezolano sigue enfrentando muchos obstáculos en su camino para convertirse en un fútbol competitivo a nivel mundial y de muy alto rendimiento, y esta circunstancia que viven en estos momentos los Clubes venezolanos, no es más que otro hecho que marca al deporte, y que supone un nuevo enfoque para todos los equipos venezolanos.

Para  más información sobre el Escritorio jurídico Carrero & Quintero no deje de visitar nuestro sitio web http://www.carreroquintero.com

Comentarios o sugerencias a gyibirin@carreroquintero.com, o búscanos en twitter @carreroquintero.

Los Trapos del Terror

Por: Gabriella Yibirin.

Sin lugar a dudas, ya es evidente que la sanción impuesta al Caracas Fútbol Club por la CONMEBOL ha sido vista como insólita, injusta, desproporcionada, desde el punto de vista de los medios, de los Clubes y de la fanaticada en general, quienes se han alzado en todo el país protestando en contra de ella, exponiendo trapos con mensajes en rechazo a estas acciones, porque lo ven como una restricción a la libertad de expresión.

Ahora bien, todas estas opiniones emanan del sentido común y conocimiento general de las personas, sin embargo es importante saber si desde el punto de vista legal esta sanción es correcta, razonable y valedera.

El Código de Ética de la Federación Venezolana de Fútbol contiene en varios de sus artículos una especie de “prohibición”, contemplando los supuestos que se están discutiendo a raíz de la resolución dela Conmebol.Dondese explicaba que la sanción era aplicada por tanto la fanaticada del Club estaba utilizando pancartas en detrimento de la figura de la Federación Venezolana de Fútbol y específicamente de su Presidente, Rafael Esquivel. Los Artículos del Código de Ética son el 79° y 109°, numeral 4, los cuales disponen lo siguiente:

Artículo 79: El Club que en cualquier forma injurie u ofenda gravemente a la F.V.F. a sus dirigentes o cuerpos colegiados y si la misma se formulara públicamente por cualquier medio de difusión será sancionado con la pérdida de la Categoría, al término de la Temporada respectiva, de su equipo que milite en la más alta.

Artículo 109: Todo equipo que no impida que su público incurra en los siguientes hechos antes, durante o después del juego, será sancionado con multa entre Doscientos Cincuenta Bolívares Fuertes (Bs. F. 250,oo) y Dos Mil Bolívares Fuertes  (Bs.F 2.000,oo).

4. Agravien o falten al respeto debido a dirigentes de la F.V.F., de sus cuerpos colegiados y del Club visitante, cuando ingresen, se ausenten o permanezcan en el palco de autoridades.

Pues bien, los “trapos ofensivos” rezaban lo siguiente: “FVF: 24 años de fracaso, 10 años de descaro”; “Alianza para una Venezuela sin Esquivel y Farías”; “Fuera Esquivel”; “Fuera Farías y Esquivel”; “Hasta cuando Farías”. Antes de pasar a analizar directamente las normas, es importante aclarar tres conceptos muy básicos: Ofensa, Reclamo y Crítica. La Ofensa la define la Real Academia Española como: Acción o dicho que hace que alguien se sienta humillado o despreciado/ Agravio o Injuria; El Reclamo está definido como: Es el derecho que tiene toda persona para exigir, reivindicar o demandar una solución o respuesta a una solicitud, ya sea por motivo general o particular referente a las funciones de la entidad; Y finalmente la Critica, se encuentra conceptualizada como: Es una fórmula, una opinión positiva o negativa basándose en la argumentación y el análisis. Esto implica juzgar, valorar, censurar.

Una vez que hemos repasado las definiciones de estos importantes conceptos, y una vez que tenemos las normas establecidas para el caso, podemos hacer un análisis puntual. Es común en ambas disposiciones las palabras “Ofensa”, “Injuria” y “Agravio”.  Observando el significado que tienen estas palabras, donde todas actúan como sinónimos, así como las definiciones de las palabras “Critica” y “Reclamo”. ¿Se puede afirmar que ciertamente hubo una ofensa?

Es claro que no hubo en ningún momento ofensa, injuria o agravio alguno. Lo que si se evidencia es que hubo un reclamo acompañado de una crítica. Un reclamo de que se ejecute un mejor trabajo en favor del fútbol venezolano, y una crítica, que si bien es negativa, sigue siendo en definitiva una crítica a las acciones que se han venido realizando y a los hechos que han venido ocurriendo dentro de la institución, los cuales no son secreto para nadie.

Cualquier persona que sienta interés en el avance del deporte venezolano, en específico del fútbol, tiene derecho de reclamar y criticar lo que en su opinión no se esté gestionando de la mejor manera, porque en definitiva son las criticas las que hacen a una persona o a una institución hacer su trabajo cada día mejor. Además que el deporte es considerada una actividad de “interés social”, lo que se traduce en que todo el mundo tiene derecho a hablar de él.

Es por esto que se concluye que nunca existió ni una ofensa al Presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel, ni una injuria o agravio ala Institucióno a su Directiva y demás miembros.

Así que tengan siempre en mente esta frase célebre de la escritora inglesa Virginia Woolf: “No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.

Para  más información sobre el Escritorio jurídico Carrero & Quintero no deje de visitar nuestro sitio web http://www.carreroquintero.com

Comentarios o sugerencias a gyibirin@carreroquintero.com, o búscanos en twitter @carreroquintero.